La Historia Del Perfume: El Renacimiento - Ok-Perfumes.com

 

Descarga nuestra app para android para saber a que perfumes comerciales corresponden perfumes clones de Mercadona, Lidl, Aldi y Zara

Lo mejor?es gratis y funciona con y sin conexion a internet , asi que no gasta datos y puedes usarlo en sitios sin cobertura

 

 

El renacimiento! ya estamos en nuestro artículo El mes pasado, la fragancia se convirtió por primera vez en sinónimo de frivolidad. en la Edad Media. Luego fue adoptado por sus propiedades medicinales, especialmente en rituales de baño de aroma. Pero desde principios del siglo XIV con la llegada de la Peste Negra, los miedos y hábitos de agua de la gente comenzaron a cambiar. Sin embargo, en esta era moderna de grandes descubrimientos, el arte de la perfumería siempre ha tenido un lugar importante. Descubre los secretos del uso del perfume durante el Renacimiento.

 

Tecnología y Descubrimiento Olfativo

El Renacimiento fue un período histórico marcado por grandes descubrimientos que tuvieron un gran impacto en nuestro mundo moderno. Gracias a numerosos avances tecnológicos y olfativos, esta era de arte y literatura también servirá a las fragancias de hoy.

imprenta

Tal como lo describen nuestros libros de historia, la era de Gutenberg se debe a un formidable invento del siglo XV: la imprenta. A priori, la conexión con la fragancia no es obvia. Sin embargo, la imprenta hizo posible imprimir muchas obras en papel, que reunían las formulaciones de ingredientes fragantes y aguas fragantes. Gracias a estos libros, la experiencia en perfumería, desde su preparación hasta su conservación, se ha extendido ampliamente en Europa. Estas colecciones, generalmente escritas en italiano y francés, permiten ampliar la cultura y el conocimiento del arte de la perfumería, cuyas formulaciones circulan y se difunden entre diferentes países.

habilidad mejorada

Allá por la Edad Media, el descubrimiento de las nuevas tecnologías marcó un importante punto de inflexión en la industria de la perfumería gracias a los avances en la destilación del alcohol. Durante el Renacimiento, esta técnica de elaboración de perfumes siguió evolucionando y avanzando. El uso de serpentines es cada vez más común, lo que permite mejorar el enfriamiento y la condensación del vapor. Poco a poco, los alambiques de vidrio reemplazaron a los alambiques de cobre. El vidrio es un material neutro y no tiene ningún efecto sobre la composición final de la fragancia. Las fragancias sólidas están dejando paso gradualmente a las fragancias líquidas, como el perfume. Los científicos siempre están al acecho de olores desconocidos y están realizando estudios a gran escala. Ahora estamos hablando de química, no de alquimia, y la calidad de la esencia ha mejorado.

aventura olfativa

A este conjunto de avances tecnológicos se ha sumado también un considerable desarrollo de nuevas materias primas. A partir del siglo XII aparecieron nuevos olores, traídos de las Cruzadas. Pero durante el Renacimiento, el perfume dio un gran salto gracias a las expediciones marítimas de grandes exploradores como Cristóbal Colón, Magallanes o Vasco da Gama. La geografía del mundo está cambiando y se están abriendo nuevas rutas comerciales. Christophe Colomb trae nuevos aromas del Nuevo Mundo: vainilla y copal de México, cacao, tabaco, bálsamo de Tolú y Perú. Los barcos cargados de canela, benjuí de Sumatra, jengibre, pimienta y clavo regresan de la India a Europa.

 



Artículo Recomendado:
 
Cabeza, corazón y fondo: la pirámide olfativa

Gracias a estas expediciones tenemos acceso a nuevas materias primas aromáticas y también a un nuevo tipo de tecnología oriental para el cultivo y extracción de especias y flores. Como resultado, los perfumes Renaissance experimentarán enormes avances en tecnología y olor.

Europa: El Centro del Perfume del Renacimiento

Debido a su posición estratégica en la encrucijada de las rutas marítimas, Venecia siguió siendo fundamental para el comercio de perfumes durante la Edad Media. Pero el reciente descubrimiento de rutas comerciales por parte de España y Portugal acabó con el monopolio de Venecia.

España e Italia, la tierra de los perfumistas

Los más grandes perfumistas del Renacimiento fueron españoles e italianos. Los españoles utilizaron la experiencia y la ciencia de sus vecinos y predecesores árabes. Así extendieron gradualmente sus aguas fragantes a Francia. Para los italianos, su ventaja provenía de la riqueza de su tierra y de la pasión de la aristocracia y la burguesía por el perfume. ¡Incluso al príncipe le gusta refinarse!

Francia entra en juego

En Francia, Francisco 1, ávido amante del arte y el esplendor, forjó una alianza con Italia al casar a su hijo Enrique II con Catalina de Medici. Gracias a esta alianza, Francia finalmente ha entrado en juego y también hará perfumes durante el Renacimiento. Precisamente, Catherine de Médicis no viene sola a Francia, ya que trae a su perfumista Renato Bianco, más conocido como René le Florentin. Rápidamente se hizo famoso por sus creaciones y abrió su tienda de perfumes (¡y venenos!) en Pont de Change en París. En cambio, muchos perfumistas italianos se instalarán en la capital, obteniendo un éxito cada vez mayor.

La moda de los productos de fragancias está en todas partes, y la ciudad francesa de Grasse es conocida por su experiencia en el cultivo de plantas aromáticas.





Artículos Relacionados





Fragancias renacentistas como Miserables en caché

A diferencia de la Edad Media, donde la higiene era una preocupación importante con especial atención al baño, los rituales cambiaron durante el Renacimiento. Blog sobre vibradores

 

miedo al agua

Contra el terrible telón de fondo de la epidemia de peste, el miedo a bañarse realmente está comenzando a asentarse. Los baños públicos están cerrados y la práctica individual se detiene por completo. Existe la preocupación de que el agua se filtre en el cuerpo, causando que el cuerpo se hinche y permita la entrada de enfermedades. El agua se vuelve un factor de contagio y cada vez nos lavamos menos. Al mismo tiempo, la apariencia juega un papel cada vez más importante en el mantenimiento del estatus social y la riqueza. El arte de la apariencia reemplaza la higiene y la limpieza. Desde el siglo XVI, solo nos hemos “lavado” de vez en cuando. Y la práctica es superficial, ya que se contenta con verter agua sobre ciertas partes del cuerpo. La higiene es una especie de “limpieza”, pasando por la piel un paño empapado en diversas esencias. Incluso parece que Luis XIV se va a bañar… ¡una vez al año!

regla fragante

Durante el Renacimiento, el perfume se usaba para enmascarar el olor desagradable que emanaba de los cadáveres sin lavar. Y el olor es tan malo que la salsa es muy fragante y embriagadora. En ese momento, los olores de animales como el almizcle o el ámbar eran muy admirados por sus habilidades olfativas y sus propiedades afrodisíacas. También se utilizan otros ingredientes aromáticos, como el jazmín o incluso el nardo.

Es en este método de camuflaje que aparecen los guantes perfumados fabricados por Glass. Esta pasión conducirá a la creación de una empresa verdaderamente profesional. Guantes: los perfumistas obtienen el monopolio de la distribución de perfumes, reemplazando a los farmacéuticos y farmacéuticas. El vidrio se convirtió entonces en el centro de la perfumería europea.

El olor lo invade todo ya todos. Por supuesto, incendiamos nuestros cuerpos, pero también pelucas, ropa, comida e incluso tabaco. Estos animales también tienen derecho a su esencia aromática, y no es raro perfumar cachorros y pájaros exóticos. En casa, la fragancia está en todas partes. Tenemos almohadillas llenas de flores secas, usamos hojuelas aromáticas para quemar o aspersores para ocultar olores no deseados. La corte estaba llena de perfumes, y los ricos cambiaban sus perfumes todos los días.

perfume como escudo

Como en siglos anteriores, el perfume se utilizaba como baluarte contra las enfermedades. Las manzanas de ámbar medievales todavía son muy usadas por los más ricos, por si acaso. A partir del siglo XVII, este artículo que contenía diferentes especias fue dejando paso a otros recipientes, como la bellota, un pequeño saquito perfumado. En tiempos de peste, los médicos usaban una bata impermeable al aire viciado. El rostro se cubre con una máscara con un pico largo lleno de hierbas para combatir las náuseas y los olores venenosos.

Por lo tanto, el perfume puede eliminar los desechos del cuerpo y formar una barrera anti-miasma. Los médicos de la época consideraban que los ingredientes aromáticos de origen animal o vegetal eran tratamientos muy eficaces. El perfume es una decocción que se ingiere para limpiar la sangre y los órganos de impurezas. El cirujano del rey, Ambroise Paré, creó entonces la “olla”: una bañera diseñada para el tratamiento.

Durante el Renacimiento, la medicina y el perfume continuaron conviviendo con mucha fuerza.

El Siglo de las Luces: Fragancia y Floración de Flores

La Era de la Ilustración, la era de la filosofía, la literatura y la revolución, a menudo se considera el siglo de la perfumería en su apogeo.

patio fragante

El rey Luis XV continuó con la tradición, y la moda de las fragancias todavía está en todas partes. En Versalles, el perfume es tan poderoso que claramente se puede hablar de inmersión. ¡Y el costo de esto es enorme, más importante que el costo de la comida! La corte de Luis XV pasó a llamarse “Corte de la Fragancia” en toda Europa, con un nuevo aroma cada día. El agua perfumada es muy popular y es tan popular como el vinagre de tocador, que tiene propiedades desinfectantes.

La demanda de productos perfumados está creciendo y algunas fragancias son personalizadas. Las primeras grandes marcas de perfumes nacieron en Piver o Lubin en Francia y Floris en Londres.

De vuelta a la naturaleza

La mitad del siglo XVIII marcaría un punto de inflexión en la perfumería, desde aromas embriagadores hasta olores enmascaradores, pasando por aromas más frescos y delicados. Fue en este momento que una novedad estaba poniendo patas arriba los ingredientes de la fragancia. El agua de colonia, enviada desde Alemania, atrajo inmediatamente a la corte, que la consumiría de diversas formas: vino, fricciones, enemas, inyecciones, azúcar…

Las casas se perfuman con popurrí fresco y se sirven en cuencos de plata o porcelana. El almizcle, la civeta y el ámbar se abandonan en favor de notas florales y afrutadas en botellas delicadas.

Los filósofos de la Ilustración restablecieron gradualmente la posición del agua del inodoro. Incluso si una persona todavía se perfuma el cabello y la ropa, reaparece la práctica del bautismo. Las bañeras se instalaron en los baños de los nobles en 1730 para combatir los olores desagradables.

Debido a su imagen de producto burgués, el perfume se desvaneció durante la revolución. Algunos nobles incluso irían a la guillotina con pañuelos empapados en esencia de lirio como último guiño a la realeza…

Un mes después, nos volvemos a encontrar para explorar la evolución de la historia de las fragancias y su uso en el siglo XIX, ¡una era marcada por la revolución sintética!

¿Sabías que durante el Renacimiento se usaban los perfumes para enmascarar los olores desagradables?



Artículo Recomendado:
 
Tecnología de producción de perfumes.

La Historia Del Perfume: El Renacimiento - Ok-Perfumes.com

La Historia Del Perfume: El Renacimiento - Ok-Perfumes.com

Tecnología y Descubrimiento OlfativoEuropa: El Centro del Perfume del RenacimientoFragancias renacentistas como Miserables en cachéEl Siglo de las Luces: Fra

maquillaje

es

https://perfumatica.es/static/images/maquillaje-la-historia-del-perfume-el-renacimiento-ok-perfumes-719-0.jpg

2023-11-08

 

La Historia Del Perfume: El Renacimiento - Ok-Perfumes.com
La Historia Del Perfume: El Renacimiento - Ok-Perfumes.com

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences